¿Cómo elegir un generador eléctrico?

Los cortes de luz en muchos lugares de Chile son muy frecuentes. Es por eso el sitio Rembrak.com, especialista en generadores eléctricos, desarrolló un listado con los 7 tips en que debes fijarte al momento de comprar uno de estos equipos.

 

1) Potencia

Debes tener muy claro cuántos equipos quieres abastecer con el generador (o grupo electrógeno, como prefieras llamarlo) y cuál es el consumo de cada uno de ellos (tienes que revisar los watts que utilizan). Al hacer la sumatoria es importante que consideres que algunos equipos al momento de encenderse utilizan hasta tres veces el consumo normal. Este es el caso de los refrigeradores por ejemplo, ya que aproximadamente usan 400W de forma habitual pero cuando se encienden usan hasta tres veces dicho consumo. A esto se le llama el “Peak de partida”.

2) Tipo de uso: ¿Respaldo o uso continuo?

Dependiendo de cuántas horas al día vas a necesitar tener encendido el generador, tienes que fijarte si es de respaldo o uso continuo. Por lo general los equipos que tienen hasta 10 kVA de potencia son generadores de respaldo, es decir, que solo pueden ser utilizados por un máximo de 4 a 5 horas de forma seguida. Antes de volver a ocuparlos se les debe dar al menos una hora de descanso al motor. En caso de querer un generador que pueda funcionar sin necesidad de tener que detenerlo, vas a requerir de un generador de uso continuo. Estos generadores son más grandes y más caros.

3) Combustible: gasolina, diésel o gas.

Los generadores a gasolina por lo general van desde 1 hasta 10 kW. Son mayormente utilizados para uso residencial, para cortes de energía esporádicos, donde el gasto en combustible no es tan alto. Cabe recordar que el litro de diésel es más económico.

Los generadores diésel por su parte, van desde los 4 kVA hacia arriba, llegando a potencias como 2.000 kW o más. Son utilizados tanto para fines domésticos como industriales y hay versiones monofásicos o trifásicos. Si bien en Chile estos generadores son un poco más caros que los a gasolina, a largo tiempo son una buena inversión.

Por último están los generadores a gas. Estos equipos destacan por hacer bastante menos ruido y por emitir menos emisiones contaminantes que los otros tipos de combustible. Pueden usarse con gas natural o gas licuado. Tener un balón de gas, en vez de almacenar combustible líquido en el hogar, es una opción más segura que varios prefieren.

En Rembrak.com puedes encontrar de los tres tipos, con potencias que parten desde los 1.000 Watts.

4) Monofásico o Trifásico.

Al comprar un generador debes tener claro si los equipos que quieres abastecer de energía son monofásicos (corriente a 220 Volt) o trifásica (corriente a 380 Volt). Por lo general las casas tienen corriente monofásica mientras que en las industrias se utiliza energía trifásica.

5) Nivel de ruido.

Dependiendo del lugar donde se vaya a instalar el generador, va a ser muy importante fijarse en la cantidad de decibeles que emite el equipo. Si el grupo electrógeno estará cerca de una habitación, puede ser bastante desagradable tenerlo en funcionamiento. Es por eso que en el mercado se encuentran generadores del tipo “abiertos” que son más ruidosos y otros “insonorizados”, que gracias a que vienen dentro de un gabinete, el ruido que emiten es menor (de todas formas va a generar ruido pero este será bastante menor al que generaría si fuese abierto).

6) ¿Encendido automático ante corte de energía?

Si quieres que cuando haya un corte de energía el generador comience a funcionar de forma automática, debes asegurarte que el equipo que estás comprando tenga la posibilidad de conectarse a un tablero de transferencia automática (ATS). Este tablero al percatarse que hay un corte de energía le enviará una señal al grupo electrógeno para que se encienda. Al volver la energía de la red pública, el tablero enviará la señal inversa para apagar el generador, con lo cual la casa volverá a funcionar de forma habitual. No todos los equipos son compatibles a ATS por lo que es muy importante consultarlo antes de realizar la compra.

7) Movilidad

Dependiendo del tipo de uso que le des al generador, es importante que veas cuan fácil es desplazar el equipo de un punto a otro. Hay generadores que son muy livianos, pudiendo ser levantados con una sola mano, mientras que otros, de mayor potencia, solo los podrás mover si cuentas con una grúa horquilla. Ahora muchos equipos de uso domiciliario traen ruedas, lo cual ayuda mucho para su traslado.

“En conclusión, no es que haya un tipo de generador que sea mejor que otro, si no que va a depender de las necesidades de cada cliente. Lo que sí es importante al comprar un grupo electrógeno es optar por una marca confiable. Los equipos tienen que contar con garantía, con una amplia red de servicios técnicos asociados en caso de alguna falla y que la empresa que los importe cuente con un amplio stock de filtros y repuestos”, explica Joaquín Fernández, Gerente General de Rembrak.

Esperamos que estos tips te hayan sido de utilidad para elegir tu próximo generador. En caso de cualquier duda puedes contactarnos a contacto@rembrak.com.

Este artículo fue escrito por el equipo comunicaciones de Rembrak®

Suscríbete: Boletín de noticias